REFORMA INTEGRAL VIVIENDA EN CLAUDIO COELLO. La Reina Obrera. Madrid

 

Obra: Reforma integral de vivienda en Claudio Coello
Ubicación: Madrid
Arquitectura /Interiorismo: La Reina Obrera
Año de proyecto: 2008
Año de construcción: 2009
Supervisión de proyecto: Ana Andrés / Elsa Rueda
Supervisión de obra: Ana Andrés / Elsa Rueda
Proyecto de Iluminación: La Reina Obrera
Superficie construida: 120 mt2
Fotografía de la obra: Elsa Rueda
Construcción: Almagre Obras SL
Web: http://www.lareinaobrera.com/

 

“Me gustaría comenzar diciendo que nuestra generación no valoraba tanto como hoy el diseño de los interiores. Llegar hasta el diseño interior parecía una ocupación menor, algo que a una arquitectura buena le sobraba.”

Rafael Moneo

Rafael Moneo. Diseñador, 2003, p.86

 

En tiempos de crisis, la posibilidad de “rehacer” las viviendas nunca había sido una opción tan clara como lo es hoy. Para el acondicionamiento de un nuevo sitio o, sino, para cambiar la imagen del que tenemos, es importante comprender antes que existe una premisa fundamental: es necesario optimizar el espacio y ahorrar dinero pero siempre acudiendo al diseño especializado.

Es posible que esta necesidad de tener que reformar y hacerlo lo mejor posible, entre otros factores como la aparición de nuevas tecnologías para diseñar y luego construir, haya sido la principal causa de un claro auge y desarrollo del Diseño de Interiores durante la última década.

En Madrid, un estudio joven encabezado por dos arquitectas españolas, una de ellas de interiores, ha emprendido esa interesante labor de hacer arquitectura y explorar transformaciones en espacios internos. Hablamos de “hacer arquitectura” porque se trata de un equipo que propone, además de un trabajo de superficies y acabados, una respuesta integral que tiene que ver en primer lugar con una comprensión del espacio junto al mobiliario que lo construye.

La nueva planta de la vivienda en Claudio Coello, nos muestra un esquema en el que podemos observar como las conexiones visuales se plantean de un extremo a otro, ofreciendo así una interesante alternativa de continuidad espacial. La manipulación intencionada de los límites de la distribución original, por parte de las diseñadoras, fomenta la integración, la amplitud y la libertad de circulación. Los anteriores paramentos y tabiques, por el contrario, presentaban una organización un tanto más convencional de zonas controladas mediante estancias independientes y aisladas.

Con respecto a la utilización del espacio junto a la ventana, también se propone una nueva lectura y en algunos casos se diseña como una zona de estancia. Por otro lado, la apuesta por el levantamiento de unas divisiones interiores en función de núcleos definidos por actividades, (más que como una sucesión de tabiques) ha evitado la conformación de pasillos que ahora, en lugar de restar, suman metros cuadrados de permanencia a la nueva vivienda.

La posibilidad lúdica que ofrecen los distintos “momentos espaciales” a partir de cerrar ciertas puertas o dejarlas abiertas, corriéndolas y mimetizándolas delante de los tabiques, añade un nuevo ingrediente a esa idea de integración: mobiliario-cerramiento-espacio.

Los sutiles contactos, gracias a vidrios que facilitan las transparencias, fortalecen la idea de eliminar límites tajantes. Ahora, en estas superficies verticales y permeables, se busca la luz natural en las mañanas desde afuera y, a la vez, se proyecta luz artificial desde adentro en las noches, a manera de lámparas empotradas en pared.

Por otro lado, la posibilidad de un almacenaje oculto e insertado en pared, a manera de cajones de diferentes tamaños, deja en evidencia la obsesión por optimizar el espacio. Se busca tener control sobre lo que interesa mostrar como mueble independiente, escultórico y suelto en el espacio, y lo que interesa que se fusione con las superficies de recorrido para pasar finalmente desapercibido.

Los fuertes contrastes entre materiales oscuros y claros, lisos y rugosos, opacos y traslúcidos nos hablan de una manipulación de sensaciones en función de unas intenciones concretas. En una vivienda, aspectos como la amplitud y la calidez son considerados primordiales pero, en este caso, responden a un hilo conductor de pensamiento y a unas directrices de diseño profesional que regirán los destinos finales de la propuesta.

Esta reforma integral de una vivienda, literalmente hablando, se presenta como una manifestación de austeridad y sencillez. Más que un tema de costos es una apuesta por la precisión en la toma de decisiones sobre el espacio y la escogencia certera de materiales y colores que la sustenten pero, sobre todo, es el resultado de la apuesta de un cliente que ha entendido el verdadero rol del diseño en el espacio interior.

Anuncios