MONOCONTEMPORÁNEO. Concurso ideas. V. Sánchez Taffur. Venezuela

 

Tema: Elemento expositivo desmontable
Ubicación: Puerto Cabello. Estado Carabobo. Venezuela
Diseño: Víctor Sánchez Taffur
Colaboradores: Margot Römer
Año de proyecto: 2009
Modelos 3d y renders: Margot Römer
Maquetas: STOP C.A

1er Concurso Nacional de Diseño. Espacio Anna Frank.

Concurso: Elemento expositivo y desmontable homenaje al pueblo venezolano, generoso y hospitalario

En la búsqueda por materializar un proyecto expositivo con una carga histórica importante, que pretenda difundir el valor social, el gentilicio de los lugareños y la hospitalidad de un pueblo, nos hemos propuesto desarrollar el tema de unos “monolitos contemporáneos”. Consideramos que un monolito es una huella del recuerdo y la cultura de un lugar pero, sobre todo, un potente elemento con presencia física e incluso carga simbólica.

En torno a estas premisas, pretendemos desarrollar cuatro piezas con carácter escultórico y contemporáneo. Cada una busca crear un impacto importante en el recorrido espacial y finalmente en la memoria visual del observador. Nos hemos valido de las analogías que sugieren y que tienen que ver con los diferentes tipos de gente que habita e inmigra a la ciudad: personas altas, bajas, anchas, delgadas, etc. En este caso, el cuerpo, el alma y los recuerdos de los inmigrantes provenientes de Hamburgo, llegados a las costas de Puerto Cabello aquella madrugada del 3 de febrero de 1939, estarán allí en “cuerpo presente” y erguidos, de pie, para relatarnos todos los acontecimientos.

Cada monolito presenta una masividad parcial, a ratos etérea, gracias a unos vacíos en sus centros. Estos nichos presentan un aspecto profundo, definido y lleno de luz que hace alegoría a la caja de recuerdos que lleva cada inmigrante consigo a lo largo su vida. Dichos vacíos ortogonales cargados de historia, imágenes y textos, además, al iluminarse y ser admirados desde lejos, rememoran el momento en que las luces del puerto se encendieron para recibir a los nuevos viajeros sin rumbo en medio de la oscuridad y la incertidumbre de la madrugada porteña.

 

Son cuatro monolitos porque cada uno representa una palabra homenaje a Venezuela (pueblo, venezolano, generoso y hospitalario) además, cada uno lleva un grabado o una inscripción que recuerda el momento histórico por el que pasaban y lo que sentían aquellos viajeros a la deriva. Las cuatro palabras de homenaje y agradecimiento, en el monolito, también se llevan en el interior, están talladas, mientras que las cuatro citas de los hechos y los momentos históricos se asoman en relieve para ser contadas y compartidas con los que no conocen esta historia.

 

Por otro lado, nos hemos planteado una construcción en materiales como el aluminio, el vidrio y maderas venezolanas, ya éstos que permiten buen manejo en interiores, una reconocida resistencia a la intemperie y a las adversidades, así como, un fácil ensamblaje y mantenimiento. El aluminio como material de protección sólida y rígida representa el cobijo; el vidrio busca la luz y la transparencia y la madera como material noble, colocado en láminas sucesivas, alude al ser humano y las diferentes etapas de su vida.

La comunidad judía desde su llegada a Venezuela siempre ha sido libre para asentarse y desplazarse por cualquier lugar sobre nuestro territorio nacional. Por este motivo, y considerando lo valioso de este aspecto, nos hemos atrevido a plantear el tema de la movilidad dentro de nuestra propuesta. Se han diseñado, por tanto, unas ruedas a manera de pinza para que cada una de las cuatro piezas conmemorativas ponga en evidencia ese transitar libre, y sin ningún tipo de restricción, sobre las distintas superficies del territorio nacional y, en todo caso, de cualquier país el mundo.

Finalmente, nos ha interesado en todo momento que el impacto de formas con luces y sombras, tanto en interiores como al aire libre, sea notorio y contundente y que ésta sea la vía que inspire a la reflexión. Cada aspecto que contiene la propuesta ha sido pensado entendiendo el tema del homenaje itinerante bajo un diseño práctico y flexible aunque minucioso, pero sobre todo, bajo una fuerte carga en lo espacial y lo simbólico.

 

Anuncios