ENTREVISTA: NORMAN FOSTER (1935). Arquitecto británico. El Mundo. España.

  

Entrevista realizada a Norman Foster en la Berlinale donde se presenta el documental ‘How Much Does Your Building Weigh, Mr. Foster?’ (¿Cuánto pesa su edificio, Señor Foster?), una coproducción con capital español e inglés que dirigen Norberto López y Carlos Carcas. [elmundo.es]

“¿Cuánto pesa su edificio?, señor Foster” En una ocasión, el visionario Buckminster Fuller sorprendió al entonces joven arquitecto con esta pregunta. No supo qué decir. Al día siguiente, tenía la respuesta. Pesaba demasiado. Y la mayor parte de los kilos se encontraban en los cimientos. En ese momento, lo tuvo claro, algo tenía que cambiar. Lo que cambió fue su vida. Toda ella.

Empezaba la carrera del arquitecto planetario. No hay continente que no cuente con una obra suya. El viaducto de Millau en Francia, el aeropuerto de Pekín, la ciudad de Masdar en Abu Dhabi… Una vida esparcida por el mundo. De contarlo se encargan los documentalistas españoles Norberto López Amado y Carlos Carcas en una cinta que toma como título la pregunta-probación de Fuller. La película, que se presentó en la sección Panorama de la Berlinale, es un recorrido por la obra, vida y viajes de un hombre obsesionado con su trabajo, los aviones y el esquí. Norman Foster (Manchester, 1935) recibe a EL MUNDO.es en el hotel Adlon, a pocos metros de su cúpula del Reichstag.

¿Qué significa ser arquitecto hoy?

Para mí, la arquitectura no es un oficio, es una forma de vida. Permea todo lo que hago. Hace un par de días fui a hacer una travesía de esquí en la frontera entre Francia y Suiza y ahí sentí una experiencia tan arquitectónica como un edificio. Estaba relacionada con la luz, la nieve, la belleza de la naturaleza… Eso es arquitectura.

¿Cómo se imagina la ciudad del futuro?

No creo que haya un solo tipo de ciudad. En la ciudad moderna todo está centrado en la movilidad. Y seguirá estándolo, pero ya no con el coche como protagonista. Y eso se reflejará en la estructura de las ciudades. La vieja ciudad pensada para los peatones se impondrá.

¿A qué modelo de ciudad se refiere?

No estoy pensando en las ciudades de los países desarrollados, sino en las que se están construyendo en las economías emergentes.

¿Acabará la crisis con la arquitectura?

Para nada. La crisis te obliga a hacer más con menos. Algunos de los mejores proyectos surgen de las mayores dificultades. Uno de nuestros proyectos más interesantes es un escuela en Sierra Leona, el país más peligroso del mundo.

La película se detiene en partes duras de su vida como la superación de un cáncer…

En mi vida ha habido muchos puntos de inflexión como, seguramente, en las vidas de casi todo el mundo. Muchas veces, lo que es vivido como algo muy negativo, con el paso del tiempo te das cuenta de que no es así. Las peores experiencias te hacen más fuerte.

Está alojado en frente del Reichtag ¿qué le parece?

Lo veo y pienso: “No está mal”.

Foto: www.planetware.com

Tomado de: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/13/cultura/1266097386.html?a=9be006f76f9b929227ef7cf9a972b50f&t=1266153687&numero=

Norman Foster, Barón Foster de Thames Bank, OMH (Mánchester, 1 de junio de 1935) es un arquitecto británico. Estudió arquitectura en la Universidad de Mánchester y obtuvo después una beca para proseguir sus estudios en la Universidad de Yale. De regreso en Inglaterra, Foster trabajó durante un tiempo con el arquitecto Richard Buckminster Fuller y fundó en 1965 el estudio de arquitectos Team 4, junto con su primera esposa Wendy, Richard Rogers y la esposa de éste, Sue. Dos años más tarde el nombre del estudio fue cambiado y quedó en Foster and Partners.

Los proyectos iniciales de Foster se caracterizan por un estilo “High-tech” muy pronunciado. Más adelante las líneas de sus edificios se suavizan y desaparece en buena parte ese carácter técnico llevado al extremo. En todo caso, los proyectos de Foster y sus socios llevan un marcado sello industrial, en el sentido de que emplean en los edificios elementos que se repiten multitud de veces, por lo que son fabricados en lugares alejados de la obra. Frecuentemente se diseñan componentes para un edifico ex profeso, reflejando con ello un estilo de buena manufactura.

Foster fue armado caballero en 1990 (Sir Norman Foster) y en 1997 se le confirió la Orden de Mérito. En 1999, La reina Isabel II le otorgó el título nobiliario vitalicio de Barón Foster de Thames Bank (Lord Foster of Thames Bank). También ha recibido varios premios importantes de arquitectura, como la medalla de oro del instituto americano de arquitectura, el prestigioso premio Pritzker en 1999 y recientemente el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009.

Su primer trabajo de importancia en España fue la torre de comunicaciones de Collserola en Barcelona (1991), puesta en marcha con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. En 2007, Norman Foster ha diseñado su primera bodega, Portia, para el grupo vinícola español Faustino en la localidad burgalesa de Gumiel de Izán. Uno de sus últimos proyectos es la creación, dentro del Campus de la Justicia de Madrid, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y de la Audiencia Provincial de Madrid.

Actualmente, el estudio de Foster y sus asociados tiene oficinas en Londres, Berlín, Singapur y en Madrid.

Anuncios