CAOS URBANO CARAQUEÑO SÍ PUEDE SOLUCIONARSE. W. Niño Araque. Diario La Voz. Venezuela

img064

 

Caos urbano caraqueño sí puede solucionarse

IRIANA ALVAREZ 18/03/2007

Para el arquitecto William Niño Araque, uno de los grandes conflictos de la Capital es la falta de definición de su Área Metropolitana, “y si no se hace, vamos a seguir navegando en ésta marcha nada uniforme, en donde todos los que vienen de ciudades aledañas utilizan servicios que están desactualizados”

Los habitantes de Caracas podrían pensar que ésta yo no tiene espacio ni para un alfiler, pero para el arquitecto William Niño Araque, la sobrepoblación de la Capital es sólo “un mito”, pues con certeza asegura que la ciudad tiene capacidad para albergar a unos 8 millones de habitantes, es decir, el doble de la población que actualmente corre, camina, trabaja y respira en estos espacios.

El problema del actual colapso de la Capital del país está sujeto -dice- a la disparidad ocupacional de los municipios y a la no actualización de los servicios públicos, los cuales datan desde hace 25 años.

CARACAS-PLAN

Para Niño, la nueva reorganización geopolítica del territorio nacional es una solución “necesaria y urgente”. “Caracas es una de las ciudades más pequeñas de Latinoamérica, mientras todas tienen hasta 14 millones de habitantes, la Capital alcanza sólo los 4 millones, apenas se está acercando a la mitad de la capacidad de población que puede tener. La ciudad puede albergar unos 7 u 8 millones de personas, pero claro, mejorando los servicios públicos”.

Desorganización es el problema

El crítico urbanista sostiene que existe una intervención “total” sobre la ciudad que debe ser sincerada.

Explica que “unos de los grandes conflictos de Caracas es la definición de su Área Metropolitana, y si no se hace vamos a seguir navegando en ésta marcha nada uniforme, en donde todos los que vienen de los alrededores (Guarenas, Guatire, Valles del Tuy, Los Teques) utilizan sus servicios que están desactualizados, entonces pasa que quedamos colapsados en medio de una cantidad de injerencia con el estado Vargas, Miranda, Distrito Capital, y los cincos municipios que han conformado la ciudad tradicionalmente (…) Tenemos una Capital totalmente anarquizada e invadida de poder”.

Para el entrevistado, existe una ocupación pésima del espacio. “Yo creo que uno de los grandes desastres que tiene Caracas es esa disparidad entre unos municipios mínimos, que tienen apenas 120 mil habitantes y otros gigantescos que tienen una población de millón 800 mil”.

img067

-¿Considera que es necesario el nuevo mapa político propuesto por el Presidente Chávez?

-La reorganización política es magnífica y necesaria, porque tendríamos controles reales a partir de gerencias que se puedan administrar coherentemente por su naturaleza. No es una cosa de quitarle poder a nadie, sino que es necesario que unos municipios se dividan y otros sean repoblados. Lo que habría que estudiar ahora es la redistribución de los tributos, que los ayuntamientos que generan más pueden dar, a través de un fondo común, a los que generan menos. También habría que llevar la discusión sobre el rol de los Consejos Comunales, como coordinadores y vigilantes de la manera en se gastan los tributos de estas nuevas unidades.

El arquitecto Niño Araque considera que los territorios que surjan de la división de Caracas, deberían estar poblados por un máximo de 300 a 400 mil habitantes. “Que le pongan el nombre que les dé la gana, pero lo que sí tiene que estar claro es que estas unidades tienen que tener un número manejable de habitantes y una identificación urbanística. Por ejemplo, Sebucan-San Bernardino, La Pastora-Catia, San Juan-Antímano, Guarenas-Guatire, El Hatillo-Baruta”.

Falta información

Aunque para el catedrático la propuesta oficialista es alentadora, considera que aún muy poco se sabe sobre lo que contiene y cómo se va a instrumentar.

El proyecto de la nueva ocupación geográfica, “es una información a la que los medios, las autoridades, los políticos y los caraqueños no han querido abrirse, esa es una discusión negada. Y esto debería ser importantísimo, porque si nosotros nos descuidamos, vamos a tener otra organización de la ciudad y nadie participó en ese debate”.

William Niño, dice que es necesario que se hable sobre cuáles son las limitaciones geográficas en la ciudad, y que los citadinos, a través de un referéndum, sean quienes decidan cómo deberían estar conformados los nuevos espacios.

También en los barrios

En el plan de reestructuración de Caracas, debe hacerse especial énfasis en la habitabilidad de las barriadas. Para ello, el especialista sostiene que se debe dejar de un lado “tanta poliquitería, tanto populismo. En cada barrio se necesita eliminar el 15% o 20% de sus habitantes, es decir, no es que esta población va a salir del lugar. No. Se quedan allí, pero deben ser reubicadas en nuevas estructuras (…) como los apartamentos. En estos sectores tienen que abrirse espacio para construir vialidad, escuelas, mercados, hospitales, sitios de recreación y ocio. Lógicamente hay que erradicar un pequeño porcentaje de viviendas para hacer toda esta operación de cirugía urbana”, explica.

img069 

Niño está convencido de que la mejora de Caracas es posible, si sus habitantes empiezan a adquirir responsabilidades como “ciudadanos”.

“Los caraqueños tenemos una inexperiencia y un patrón de comportamiento vulgar con relación a compartir responsabilidades en la ciudad. Invadimos los espacios públicos, no respetamos las normas, no pagamos los impuestos, no exigimos patrón de comportamiento de nuestros gerentes, y no entendemos que la ciudad es un patrimonio, como una herencia, y sino la atendemos nos empobrecemos cada vez más.

El gran problema: La movilidad

Ante la buhonería, la delincuencia, la pobreza, y la congestión vehicular reinante en la Capital del país, William Niño Araque con firmeza sostiene que “el peor problema de Caracas es la movilidad.

El caraqueño pierde 4 y 5 horas del día trasladándose de un sitio a otro. La gente que viene de Guatire debe madrugar y quedarse hasta las 9 de la noche sentada en un brocal de la acera esperando un autobús, eso es signo de esclavitud, de maltrato social, de tristeza, melancolía, de angustia y de odio. Las personas pierden horas de sueño, oportunidad para estudiar, para el descanso, para el placer, la recreación, la comunicación, todo esto es un caldo de cultivo para el malestar y la intolerancia”.

Parte de la problemática está dada -dice el arquitecto- por el exceso de pequeños automóviles o camionetas grandes costosísimas, que apenas son habitas por dos o tres personas, y por ese 20% de la buhonería que nos impide desplazarnos por calles, plazas, y que además esconden violencia y tráfico de droga. “De manera que yo solucionaría como primera instancia la movilidad, para que la gente fluya con rapidez y pueda apreciar su tiempo”

img070

Radiografía del caos

Caracas “cojea” de 3 grandes males, que en los últimos años se han acentuado dejando al descubierto la ineficiencia de sus gobernantes, pero también el desamor de sus habitantes:

Basura: Es un viejo mal que en la actualidad sigue “afeando” y contaminando los espacios de la ciudad

Tráfico: Cinco y cuatro horas de su tiempo pierden los caraqueños metidos en los “colones” que se forman en las vías

Buhoneros: Los buhoneros con sus tarantines y su bulla son parte ineludible del paisaje de Petare y el centro de Caracas

Las 5 soluciones de Niño Araque

La reorganización territorial de Caracas podría ser una estrategia efectiva para tener una ciudad más ordenada y menos anárquica. William Niño, suma otras alternativas. “Lo que dijo Chávez es parte de la solución, pero eso es apenas un datico dentro de otras como:

1. -Mejorar el transporte público y habilitar nuevas líneas del sistema Metro

2. -Penalizar el exceso de automóvil privado en las calles

3. -Que los autobuseros no se paren donde les da la gana

4. -Que los estacionamientos cobren más caro para que la gente se adecue a dejar el transporte propio, para usar los autobuses.

5. -Que la gasolina aumente de precio

Aunque el entrevistado con desaliento desconoce si en un futuro cercano se pondrán en marcha estas alternativas para Caracas, dice que -por lo menos- hoy se están dando pequeñas señales. “El desalojo de Sabana Grande es una esperanza, espero que se recupere Catia y Petare”.

img065

Anairi20@hotmail.com

Tomado de el Diario La Voz.

Todas las imágenes pertenecen a Nicola Rocco y fueron tomadas de la publicación Caracas Cenital. Fundación para la Cultura Urbana.

Anuncios