CAMPO DE MARGARITAS SOLIDARIAS Y RECICLABLES. Madrid 2016. El País. España

futura_villa_medios_madrid

Un campo de margaritas solidarias y reciclables para Madrid 2016

 

En la Villa de Medios cada flor es un edificio que se convertirá en ambulatorios y escuelas para países subdesarrollados cuando acaben los Juegos

VICTORIA TORRES – Madrid – 28/10/2008

No me quiere… me quiere es el título del romántico e imaginativo proyecto ganador del concurso de ideas para albergar la Villa de Medios de Madrid 2016, un campo de construcciones de chapa y acero a modo de margaritas ideado por los jovencísimos arquitectos madrileños Rafael Prieto y Mari Paz Bartolomé (28 años), en el que cada flor es un edificio reciclable, sostenible y solidario. La idea, basada en la arquitectura modular, fractal y naturalista, es que, una vez finalizados los Juegos Olímpicos en caso de que se logren, los edificios de este complejo olímpico, que se ubicará en Valdebebas, sean exportados a países en vías de desarrollo para que alberguen ambulatorios, escuelas u otros equipamientos sociales.

Al concurso internacional de ideas, convocado por la Oficina de la Candidatura de Madrid 2016 en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Madrid, se han presentado 19 proyectos, entre los que se ha elegido a No me quiere… me quiere por “su imagen atractiva y moderna, su mayor facilidad de reutilización y su visión poética y lírica”. Sus autores son los madrileños Rafael Prieto y Mª Paz Bartolomé, que crearon su estudio hace apenas un año y todavía no le han puesto ni nombre. Ambos han declarado a esta web que están “entusiasmados” con el premio, de 40.000 euros. “Cuando te presentas a un concurso, una idea te deja mejor sabor de boca que otra y ésta tenía algo bello y era muy acorde con lo que se pedía: que fuera desmontable y exportable”, explica Prieto. Preguntados por sus fuentes de inspiración, admiten la clara influencia en su propuesta de Habitat 67, un famoso edificio levantado en 1967 por Moshe Safdie para la Exposición Universal de Montreal. “Nucleos centrales con cuerpos adosados existen mucho, pero nosotros le damos una vuelta de tuerca”, añade Prieto.

La parcela de la futura Villa de Medios tiene 20 hectáreas y está situada en la zona de Valdebebas, muy cercana a la Ciudad Deportiva del Real Madrid y colindante con la ampliación de Ifema. Los periodistas dormirán así junto al Centro Principal de Prensa y el Centro Internacional de Radio y Televisión, y a un paso del conjunto de instalaciones que concentra el Anillo Olímpico. Allí se levantará lo que a vista de pájaro es un campo de la flor silvestre por excelencia, las margaritas. Los módulos-flor, un total de 500, se fabricarían industrialmente para su colocación directa en obra, lo que facilita su montaje, desmontaje y reutilización. La propuesta ganadora es “un sistema constructivo sencillo” que se basa en la repetición de piezas de traza irregular distribuidas en una “aparente aleatoriedad”, como haría la propia naturaleza.

Habitaciones de cuatro estrellas

Los módulos están compuestos de una pieza central de forma pentagonal elevada sobre una especie de andamio, la corola de la flor, en la que se ubicarán los espacios comunes. A ésta se adosan cinco hexágonos, de modo que cada una de estas hojas en una habitación de unos cinco metros y medio de largo por cuatro de ancho. Las estancias tienen unas comodidades equiparables a las de un hotel de cuatro estrellas. El campo de margaritas albergará a los 5.000 periodistas que podrían acreditarse para cubrir el macroevento deportivo y se trasladará, una vez concluido, a cualquier parte del mundo que las necesite para albergar todo tipo de equipamientos sociales, desde ambulatorios a escuelas, dentro de los programas de cooperación internacional que lleva a cabo el Ayuntamiento de Madrid.

En la presentación del proyecto ganador, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón -con muletas por un traspiés durante un paseo en el campo el pasado fin de semana-, ha destacado como valor añadido a la candidatura olímpica de Madrid este “guiño a la solidaridad”, a lo que ha sumado que el 70% de las instalaciones de Madrid 2016 están terminadas o en fase de ejecución siete años antes del evento deportivo. Por su parte, el arquitecto Salvador Pérez, miembro del jurado, ha indicado que “la unión de la tecnología con la naturalista de las margaritas y la creación de una ciudad muy futurista con células reciclables” han sido determinantes para elegir el modelo, que se realizará con materiales muy ligeros.

Consciente de la importancia de la imagen que los medios ofrecen de una ciudad olímpica, el alcalde se ha comprometido a ofrecer a los profesionales de los medios de comunicación las mejores condiciones tanto para que desarrollen su trabajo como para que disfruten de la ciudad. “Queremos que, en función de su propia experiencia personal, transmitan al resto del mundo la realidad de un Madrid que se ha ido transformando para ser esa ciudad abierta e innovadora de la que nos sentimos orgullosos”, ha dicho el alcalde, que tendrá que llevar las muletas al menos 28 días más. El jurado de este concurso ha otorgado un accésit a la propuesta Medio pueblo es medio pueblo es, de María Carmona Díaz, también una joven arquitecta madrileña.

20081028elpepunac_4

© Diario EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

Anuncios